Consejos para calcular tu salario: ¿Qué hay que tener en consideración?

Durante mucho tiempo sentía que mi salario no era lo que yo realmente debería ganar, lo que toda mi experiencia realmente valía, pero no sabía cómo calcular y no tenía idea del valor que debería pedir en la remuneración pretendida.

El tema salario es todavía un tabú, genera un cierto incomodo tener que hablar sobre dinero con la empresa, con el jefe y/o con la reclutadora de recursos humanos. Pero lo cierto es que deberíamos perder este miedo y saber exactamente cuánto pedir de acuerdo con lo que consideramos justo y correcto.

Por eso, quiero compartir algunos consejos que seguramente te van a ayudar.

1.  Buscar por la media salarial

Es importante saber cuánto que el mercado está pagando por profesionales de tu área y con tu experiencia.

Hablar con amigos también puede ayudar. Claro, no es necesario preguntar el salario de tu amigo, pero que te diga cuánto cree que podrías pedir en la remuneración pretendida.

2.  Costo de vida

Para establecer un valor realista, tienes que llevar en consideración el costo de vida en la región en que vas a trabajar.

Una persona que trabaja en la capital seguramente tendrá un salario mayor que de un mismo profesional que trabaje en provincia.

Además, saber los gastos fijos es esencial: la alimentación, el alquiler, la expensa, el transporte y etc. Así tendrás una idea de cuánto gastas por mes.

3.  Tu experiencia es esencial para fijar un precio

La remuneración pretendida tiene que estar de acuerdo con el momento de tu carrera. Si todavía no tienes experiencia, no puedes pedir el mismo sueldo que otra persona que cuenta con más de 2 años de experiencia.

Ahora si cuentas con una buena carrera laboral, si has trabajado en otras empresas, si tienes certificados y etc, podrías aumentar tu remuneración pretendida, ya que tus logros anteriores justifican el aumento.

4.  No pidas valores exorbitantes

Pedir un valor muy alto y que esté fuera del mercado para que después puedas negociar no es una buena estrategia. La empresa puede entender que no estás dispuesto a tener un sueldo menor y por eso no harán una propuesta.

5.  Es importante saber la diferencia de un sueldo neto y el bruto

El salario bruto es tu sueldo antes de la deducción de todos los impuestos, ya el sueldo neto es el restante una vez que se deducen estos impuestos.

 El valor puede variar dependiendo del país, claro. Pero el sueldo neto es básicamente lo que aparece en tu cuenta a fin de mes cuando cobras.

6.  Calculadoras online

Es muy fácil encontrar calculadoras online de sueldo neto y/o bruto. Te vas a ahorrar muchísimo tiempo y no tendrás que hacer de manera manual llevando en consideración todos los impuestos de tu país, el tipo de contrato y etc.  

Estos son algunos consejos que yo ahora llevo en consideración al momento de poner mi remuneración pretendida.

No tengas miedo creyendo que no van a pagar lo que pides, creo que cada uno sabe cuanto vale en cuestión salarial. Tus esfuerzos, cursos, experiencias…todo eso cuenta y hay que valorarlo.

Si eres de Argentina, te dejo acá en este enlace algunos consejos más.

Así que, si estás buscando trabajo, ¡te deseo muchísima suerte! Te va a ir muy bien.

Besos con cariño,

Cosas de Ana

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Haz parte de la comunidad!

Recibe las últimas novedades en tu email.